lunes, 24 de abril de 2017


Historias que asoman por detrás de las Danzas Circulares del Mundo…

¡Cómo disfruto las danzas cuando mi cuerpo y mi corazón captan esas sutilezas que les dan identidad y me llevan a través del tiempo-espacio, hacia horizontes llenos de historias, músicas, ritmos y colores!

Y cuando esto ocurre… soy capaz de mi propia transformación; mi identidad se transmuta y me vuelvo sentimiento profundo, con corazón de danza, con movimientos y pausas… con miles de ritmos y figuras, que despiertan alguna historia ancestral de su largo sueño de espacio-tiempo. Y así, esas identidades danzan y se vuelven visibles también para quienes comparten conmigo la ronda.
Luego… la magia amorosa toca los corazones en todo el círculo y nos abraza muy redondito!!!

Las Danzas Circulares del Mundo nos regalan con sus músicas y coreografías, esas sutilezas que nos cuentan sobre historias, costumbres, paisajes y geografías coloridas que inspiraron a quienes las diseñaron y las compartieron a través de los tiempos.

Esas historias que asoman apenas, por detrás de las danzas, nos revelan -tal vez- mundos distantes en tiempo y espacio pero que, al bailarlas, nos acercan con el corazón al corazón de otros pueblos, desplegando ante nuestra conciencia, sus culturas, sus creencias y sus sentimientos.

Es una conexión casi mágica que nos da la oportunidad de "Conocer", y al conocer, podemos "Comprender" y al comprender... nuestra mente y nuestro corazón se vuelven UNO, consolidando nuestros vínculos amorosamente.

 Y...
¿Qué necesitamos para transmitirlas y honrarlas?
Necesitamos corazón... Necesitamos sentirlas en cuerpo y en alma hasta vibrar con el ellas en sintonía, para darles vida en nuestro ser y hacer posible que puedan expresar su identidad, a través de nuestros movimientos y nuestras sutilezas de ritmos y de pausas.