domingo, 11 de agosto de 2013

Que nuestras rondas multipliquen este enorme abrazo de LUZ, acariciando el alma de quienes hoy lo necesitan... Que sus melodías se expandan con infinito amor, que se escuchen por doquier... Que sigan vibrando....que aniden en el corazón de todos los seres  y siembren sonrisas, esperanza, sanación y fe.